#pequeñosgestosgrandescambios

La ecología y nuestros hábitos diarios 

No es ninguna novedad que estamos ante una emergencia climática y, aunque pensemos que nosotros (individualmente) no generamos ningún impacto, se pueden hacer muchas cosas en nuestro día a día para cuidar un poco más nuestro planeta.

¡Te damos ideas de cómo contribuir al residuo cero!

- Prescinde de bolsas de plástico. Intenta llevar siempre una de tela en el bolso y elige alimentos que se puedan comprar a granel frente a los envasados. 

La vida útil de una bolsa de plástico es de apenas un cuarto de hora y en cambio tarda más de medio siglo en degradarse totalmente. Vale la pena pensar en llevarte tu bolsa, ¿no?

- Cambia cepillos (pelo y dientes) y accesorios de plástico por otros de materiales más sostenibles como el bambú.

Para desplazarse con las corrientes, los caballitos de mar se aferran a algas u otros detritos naturales. En las aguas contaminadas de la isla indonesia de Sumbawa, este ejemplar se agarró a un bastoncillo de plástico. ¡Volvamos a hacer que se aferren a las algas!

- Utiliza cosmética #plasticfree. Actualmente hay alternativas en formato sólido de prácticamente todo.

Los químicos contaminantes en la producción de cosméticos generan gases invernaderos a causa de la combustión de dióxido de carbono entre otros. Éstos aumentan la temperatura de la tierra contribuyendo en gran medida al calentamiento global. 

- Rellena botellas. Pueden ser de acero inoxidable o de cristal ya que además, estos materiales no sueltan tóxicos cuando están expuestos al sol.

Las botellas de plástico están hechas de petróleo y se necesitan 100ml de petróleo para producir una sola botella de plástico. 

- Practica el consumo responsable. Compra sólo lo que necesites e intenta acumular varios productos en un sólo envío. ¡Intenta que sean productos de proximidad!

La contaminación atmosférica que producen los vehículos (camiones, motos, coches, etc) al utilizar derivados del petróleo como el combustible es mayor que las emisiones de CO2 que producen las industrias y fábricas?

- Recicla y reutiliza. Separa la basura (sobretodo los plásticos) y júntala para tener que hacer menos viajes al contenedor. Antes de comprar algo nuevo, intenta reutilizar lo que ya tienes.

En el mundo se recicla menos de una quinta parte del plástico. ¿Cambiamos esta estadística y huimos del "usar y tirar"?

- Usa servilletas y discos desmaquillantes de tela para generar menos residuos. 

Deforestación y tala de árboles WWF

Necesitamos cuarenta veces más de agua para fabricar un pañuelo de papel de usar y tirar que para lavar un pañuelo de tela. Además, consumiendo servilletas de papel contribuimos a la deforestación y tala indiscriminada de árboles.

- Elimina o reduce el consumo de carne. Existen multitud de dietas "plant-based" que te aportarán todos los nutrientes que tu cuerpo necesite sin antibióticos ni otros contaminantes. Y, sobretodo, sin dañar a nuestros animales.

Ganadería industrial

Según un reciente informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el sector ganadero genera más gases de efecto invernadero: un 18% más de CO2 que el sector del transporte. También es una de las principales causas del calentamiento del planeta, la degradación de las tierras, la contaminación atmosférica y del agua, y la pérdida de biodiversidad.

- Reduce el consumo de energía. Apaga luces innecesarias, no abuses de la secadora, cierra el agua mientras te laves el cabello y/o los dientes...

Consumo responsable de electricidad

Siempre que pensamos en el cambio climático y emisión de Gases de Efecto Invernadero (GEI) inconscientemente pensamos en los sectores energético, industria y transporte como los grandes "culpables". Sin embargo, ¿sabías que las emisiones totales de GEI del sector residencial y servicios alcanzan el 14% respecto al total?

¿Cambiamos el planeta juntos? 

 Visita nuestra sección de sólidos clicando aquí.

 

 

*Fuentes:
National Geographic España, Greenpeace España, Animanaturalis